El agua nos une

El agua, el reflejo de nuestra consciencia, guarda en su memoria la vida. Relacionarnos con ella de una forma sagrada nos abre la percepción a otros niveles de consciencia.

Experimento de Masaru Emoto

Los seres humanos tenemos la misión de cuidar del agua

En estos momentos en los cuales se hace visible un cambio de paradigma es indispensable hacer un análisis de lo que hasta ahora hemos hecho con el agua, aprendiendo de la gestión de los lugares en los que aún se conserva el agua en buen estado y activando soluciones para evitar continuar contaminando al agua y con ella a los ecosistemas, a los territorios, a los alimentos y a nosotras las personas.

Con una consciencia global y actuando de forma local, conseguiremos volver al origen y al equilibrio.

La Madre Tierra no tiene fronteras y debemos tomar consciencia de la interrelación que existe entre los ecosistemas, tanto como la interrelación del ser humano con la naturaleza.

Somos naturaleza, somos agua, somos territorio

Las culturas indígenas son guardianas de la tierra, ellas conservan la memoria, ellas saben cuidar de la tierra. Las abuelas y abuelos nos cuentan cómo cuidar el agua, escuchémosles!

Una transformación cultural como la actual puede ir al origen del problema

En Colombia los ríos están hablando con sus pobladores, quienes están comenzando a crear comunidades del agua y llevando a cabo propuestas para una gestión más adecuada de los ríos y los ecosistemas, generando alianzas entre las instituciones públicas y las comunidades.

Entre estas propuestas está convertir a los ríos, a los ecosistemas y a la naturaleza en sujeto de derechos.

Frente a los desafíos ambientales y por encima de los intereses priorizan nuevas leyes orgánicas pensadas desde la sabiduría de quienes conocen los territorios, de movimientos sociales que priorizan el equilibrio de la tierra y la salud, como el movimiento agroecológico, la permacultura, la economía circular, etc.

Técnicas más respetuosas con la naturaleza y los seres vivos deben ser reconocidas. 

Les invitamos a dialogar en nuestros círculos dinámicos que fluyen entre la innovación social, la interculturalidad, la infancia, siempre con el propósito común de unirnos por la vida. 

Inscríbete a nuestra newsletter para mantenerte informada, informado!

El agua, el reflejo de nuestra consciencia, guarda en su memoria la vida. Relacionarnos con ella de una forma sagrada nos abre la percepción a otros niveles de consciencia.

Experimento de Masaru Emoto

Los seres humanos tenemos la misión de cuidar del agua

En estos momentos en los cuales se hace visible un cambio de paradigma es indispensable hacer un análisis de lo que hasta ahora hemos hecho con el agua, aprendiendo de la gestión de los lugares en los que aún se conserva el agua en buen estado y activando soluciones para evitar continuar contaminando al agua y con ella a los ecosistemas, a los territorios, a los alimentos y a nosotras las personas.

Con una consciencia global y actuando de forma local, conseguiremos volver al origen y al equilibrio.

La Madre Tierra no tiene fronteras y debemos tomar consciencia de la interrelación que existe entre los ecosistemas, tanto como la interrelación del ser humano con la naturaleza.

Somos naturaleza, somos agua, somos territorio

Las culturas indígenas son guardianas de la tierra, ellas conservan la memoria, ellas saben cuidar de la tierra. Las abuelas y abuelos nos cuentan cómo cuidar el agua, escuchémosles!

Una transformación cultural como la actual puede ir al origen del problema

En Colombia los ríos están hablando con sus pobladores, quienes están comenzando a crear comunidades del agua y llevando a cabo propuestas para una gestión más adecuada de los ríos y los ecosistemas, generando alianzas entre las instituciones públicas y las comunidades.

Entre estas propuestas está convertir a los ríos, a los ecosistemas y a la naturaleza en sujeto de derechos.

Frente a los desafíos ambientales y por encima de los intereses priorizan nuevas leyes orgánicas pensadas desde la sabiduría de quienes conocen los territorios, de movimientos sociales que priorizan el equilibrio de la tierra y la salud, como el movimiento agroecológico, la permacultura, la economía circular, etc.

Técnicas más respetuosas con la naturaleza y los seres vivos deben ser reconocidas. 

Les invitamos a dialogar en nuestros círculos dinámicos que fluyen entre la innovación social, la interculturalidad, la infancia, siempre con el propósito común de unirnos por la vida. 

Inscríbete a nuestra newsletter para mantenerte informada, informado!

Deja una respuesta